…a ser, a vivir, a reinventarte, a seguir…

Entradas etiquetadas como ‘tree’

Los árboles no caminan

Y para seguir en la onda de la llegada de la primavera, publico esta reflexión que habla de que no somos árboles y de que podemos cambiar si no nos sentimos cómodos con el lugar en el que nos encontramos.

Es curioso porque en la más reciente sesión de renacimiento a la que asistí el día de ayer, mi renacedora me pidió hacer un ejercicio en el que yo debía imaginarme que era un árbol con raíces fuertes y profundas y desde aquel lugar recibía los rayos del sol que me calentaban, la lluvia que me refresacaba y el viento que me mecía… Podía imaginarme el árbol que quisiera y yo me vi como un árbol grande y muy frondoso; comencé mi viaje de respiración y aunque la visualización inicial era sólo para conectar con mi interior, me quedé con la imagen de mí misma convertida en árbol y al acabar la práctica mientras comentaba con mi renacedora cómo había sido aquel viaje, le dije que al principio me sentí extraña siendo un árbol porque sentía que no me podía mover y que veía como todos a mi alrededor avanzaban menos yo.

A medida que progresé con el ejercicio entonces comencé a ver los aspectos positivos de ser un árbol. Me di cuenta de que desde donde estaba me crecían ramas y hojas nuevas; en un determinado momento recibí un abrazo de amor profundo de alguien especial a modo de despedida y por un momento sentí como si le dijese que aunque se fuese; yo siempre estaría allí. Hacia el final de la práctica me sentí bien, fuerte, en paz, segura; todo estaba bien y todo era como debía de ser.

A veces no es tanto el lugar en el que estamos como el cómo nos sentimos interiormente, pero aunque parece obvio muchas veces no lo tenemos presente y pensamos que cambiando nuestro mundo exterior nos sentiremos mejor cuando en realidad toda la solución a nuestros problemas está dentro. A veces no nos gusta el punto en el que nuestras vidas se encuentran pero no nos damos cuenta de que muchas veces no se trata del espacio físico. Podemos cambiar de gente, de trabajo, de casa, de país; pero mientras no estemos bien en el interior, seguiremos experimentando esa sensación de insatisfacción constante; de que nuestra vida no es como deseamos, de que no somos lo que queremos. A veces un cambio externo puede ayudar e impulsarnos, pero eso no es suficiente.

Es cierto que no somos estáticos y que podemos cambiar si algo no nos gusta, pero no tiene nada de malo ser un árbol. El árbol se mantiene quieto en el mismo espacio geográfico pero esto no quiere decir que no evolucione o que sea siempre el mismo. Con cada estación el árbol cambia, con cada año que pasa o con cada tormenta, con cada amanecer o con cada ventarrón, el árbol sigue anclado a la tierra pero no es el mismo. Ninguno lo somos.

Al final del ejercicio comprendí que los árboles no están hechos para caminar. Ellos no se preocupan por eso, ¿por qué yo sí? Estoy en el proceso de aprender a aceptar mi humanidad; por eso hoy afirmo que me acepto a mí misma, tal y como soy; aquí y ahora.

Una vez aceptemos nuestras limitaciones, iremos mas allá de ellas.
~Albert Einstein
Anuncios

Nube de etiquetas