…a ser, a vivir, a reinventarte, a seguir…

Entradas etiquetadas como ‘Anne Wilson Schaef’

Nota de los sabios: Vivir plenamente la vida

170883293

La mayoría de nosotras querría vivir la vida plenamente. Pero cuando se trata de poner estas palabras en práctica, no sabemos cómo hacerlo. Nos preguntamos si sabemos realmente lo que significa vivir plenamente, o si lo hemos sabido alguna vez.

Estamos tentadas de salir corriendo y precipitarnos sobre libros del estilo «cómo llegar a…». Si encontramos el libro adecuado, sabemos lo que hacer. Cuando ya hemos leído suficiente, estamos listas para seguir instrucciones. O empezamos a asistir a conferencias y talleres prácticos. Intentamos la meditación, la danza de tambores, los cantos, dietas especiales, ejercicios concretos y terapias especiales. Siempre mirando fuera de nosotras mismas para encontrar fórmulas y respuestas.

En algún punto, nos damos cuenta de que a pesar de lo bueno que sean estos enfoques, tenemos que volver a darnos cuenta de que sólo nosotras sabemos cómo vivir nuestras vidas plenamente. Podemos aceptar indicaciones que nos guíen, pero, en última instancia, vivir nuestras vidas depende de nosotras.

Incluso si nunca lo hemos hecho, el conocimiento de cómo vivir nuestras vidas plenamente reside totalmente en lo más profundo de nosotras mismas.
∼Anne Wilson Schaef
Anuncios

Nota de los sabios: Felicidad/Depresión

success-1280x1024

No hay diferencia entre felicidad y depresión. Ambas tienen el mismo proceso. Sólo el contenido es diferente. Ambas van y vienen. La mayor diferencia entre las dos es lo que hacemos con ellas.

Siempre estamos buscando la felicidad. Cuando la vemos venir decimos: «Oh, ven aquí, te he visto. Permanece conmigo para siempre.» La felicidad se ríe y dice: «Oh, ella me ha visto, ahora me puedo ir.» Y se va.

En cuanto a la depresión, la vemos venir y decimos: «Vete, no te quiero conmigo.» Y la depresión saluda y dice: «Aquí estoy de nuevo. Voy a crecer cada vez más, hasta que ella me oiga y aprenda lo que tengo que enseñarle.»

Así pues, nos da un golpecito en el hombro y dice: «Por aquí, por aquí», hasta que capta nuestra atención. Entonces se va.

Tanto la felicidad como la depresión tienen algo que enseñarnos. Ambas vienen y se van. Ambas volverán. Es nuestra respuesta y la apertura a aprender de ambas lo que marca la diferencia.

“Mi felicidad es un regalo. Mi depresión es un regalo. Ambas son como mariposas en mi vida.”
~Anne Wilson Schaef

Observación de la semana: Autoconfianza

202655_5207
“Tal vez mostremos un buen frente, pero sabemos que todavía quedan escondidos esos pequeños miedos nimios de que quizá no seamos lo suficientemente buenas.”
~Anne Wilson Schaef

Durante las 2 últimas semanas he tenido que atender en el trabajo a al menos 3 “barbies malos tratos” algunas con pasaportes rotos, otras con hematomas y collarines; y algunas sin evidencias visibles de agresiones físicas, pero todas con una historia de por medio que en la mayoría de casos intenta ocultar de manera fracasada la realidad de lo que les ha ocurrido.

Lo curioso es que luego no llevan las cosas hasta sus últimas consecuencias; quizás porque realmente no se sienten bien con ellas mismas. Tienen la oportunidad de reivindicarse y hacer algo por ellas; aunque sólo sea darse valor y respetar su dignidad propia pero vuelven siempre a manos de sus agresores e incluso hasta los defienden. ¿De verdad tenemos tanta necesidad de las figuras masculinas en nuestras vidas?

Vemos estas mujeres a diario y pensamos en lo triste que es que no sepan valorarse o confiar en su instinto; no entendemos cómo pueden hacer algo así pero no nos damos cuenta de que estas mujeres son un reflejo de nosotras mismas.

No necesitamos que una pareja nos agreda físicamente para entender que en el fondo las “barbies malos tratos” y nosotras no somos tan distintas.

¿Cuántas veces hemos dejado de aspirar a algo mejor o de intentar cosas con las que soñamos por contarnos a nosotras mismas la historia de que no somos lo suficientemente buenas?

¿Cuántas veces nos decimos a nosotras mismas que merecemos algo mejor pero seguimos enganchadas a los malos hábitos de siempre?

¿Por qué le tenemos tanto miedo a la soledad?

¿Por qué somos tan dependientes?

La manera en que nos vemos a nosotras mismas tiene una gran influencia en la manera en que nos comportamos; por eso es importante trabajar en la auto-confianza y en la auto-aceptación; aprender a querernos primero a nosotras mismas antes de que otros puedan hacerlo y recordar que nuestro corazón debe ser nuestra guía; es la mente la que nos hace desviarnos del camino y por tanto a veces hay cosas sobre las que es mejor no pensar.

“Nunca cambiarás tu vida hasta que cambies algo que haces cada día”
~Mike Murdoch

Nube de etiquetas