…a ser, a vivir, a reinventarte, a seguir…

Positivity only please, thanks!

Image by MADISONMARIEart @ Etsy

Dejar Fluir

raindrops

Ayer participé en un curso de iniciación a la Radiestesia y pude aprender a trabajar con mi Yo Superior como herramienta de conexión y sanación. El curso me encantó porque me dio una introducción básica al uso de las varillas de Radiestesia que ya había escuchado muchas veces antes y a las que también se habían hecho referencia en muchos otros cursos. Aprendí también a trabajar con el péndulo para revisar los chakras, detectar la energía de los espacios y obtener respuestas intuitivas e información acerca de tantas cuestiones como permita nuestra imaginación.

Durante el curso tuve la oportunidad de hacer una consulta a la facilitadora haciendo uso de otra herramienta para cuestiones sobre las que no se obtiene una respuesta clara a través de las gráficas y fue muy interesante obtener la respuesta acerca de mi Plan Divino y la necesidad de aceptación, tener paciencia y dejar fluir.

A veces la vida tiene su propio modo de enviarte las señales y repetirte esos mensajes a los que debes prestar atención y no puedes ignorar. Esa misma noche después del curso vimos la maravillosa película “El extraordinario viaje de T.S. Spivet” que me recordó lo fácil que es fluir con la vida en lugar de complicarlo siempre todo…

“Lo más asombroso de las gotas de agua es que siempre se deslizan por el camino donde encuentran menos resistencia, justo al contrario que los seres humanos”
T.S. Spivet

Los obstáculos imaginarios son

S C U L P T U R E  &  A R T

No existen verdades nuevas, sino sólo

Cómo expandir tu alma

“La unión hace la luz más brillante. Esta es la expansión del alma.”

Sobre la culpabilidad

166154584

Hay quienes dicen que las mujeres estamos siempre en primera fila para defender una buena causa no siendo así sin embargo cuando se trata de defender la propia. Es importante aprender a reconocer y defender nuestras causas sin sentirnos paralizados cuando nos tildan de egoístas, puesto que no podemos volcar nuestra energía en el entorno sin primero asegurarnos de que nuestras propias necesidades están cubiertas.

Cuanto mejor nos encontremos más seremos capaces de proyectar y dar a lo que nos rodea; y después de todo mirar por uno mismo es algo que más nadie va a hacer por nosotros.

Algunas veces nos sentimos tan culpables que no nos damos cuenta de cuántas cosas hacemos motivados por la culpa y sin ser capaces de ponernos de nuestro propio lado. Pero liberarnos de la culpa es uno de los mejores regalos que nos podemos hacer a nosotros mismos si entendemos que cada decisión se ha tomado según nuestras mejores capacidades dentro de las circunstancias y si reconocemos que aunque siempre hay otras opciones nunca tenemos la certeza de cómo hubiesen sido las cosas al elegir un camino distinto.

Culparnos no cambia la situación y sólo incrementa nuestro malestar, por lo que es preferible aceptar las cosas como son y recordar que el sentido de culpa no es más que un pensamiento negativo en nuestra mente al que es preferible no alimentar ni entretener.

La culpa no está en el sentimiento, sino en el consentimiento.
∼San Bernardo de Claraval

Brillo en todas partes

164210776

Dicen que la belleza está en el ojo de quien la mira y creo que es cierto que la belleza está supeditada al punto de vista que se tenga.

La moneda siempre tiene dos caras y todo puede ser “bonito” o “feo” según cómo lo miremos así que sin duda se puede encontrar belleza en todas partes; y especialmente en las pequeñas cosas.

Belleza divina, resplandor incandescente, presencia innegable podrían ser algunos términos con los que definir “brillo”. Brillar o resplandecer es simplemente mostrar al mundo la verdadera esencia de lo que somos.

Como tantas otras cosas en la vida y aunque la belleza es relativa, saber apreciar las bendiciones que nos regala a diario la vida es una manera de continuar atrayendo resplandor a nuestras vidas y reactivando el flujo de la energía.

Todos somos absolutamente bellos si lo miramos desde un punto de vista subjetivo, por tanto no hay nada que pueda impedirnos brillar.

La belleza no mira, sólo es mirada.
∼Albert Einstein

Bio-individualidad y dietas

452412577
Todo el mundo recibe tanta información durante todo el día que pierde su sentido común.
∼Gertrude Stein

Siempre he sido una persona de contextura delgada y de momento mi metabolismo parece continuar procesando lo que como de la misma manera en que lo hacía  a los 10 o a los 2 años.  Nunca he seguido una dieta y sin embargo pienso que no hay una “talla única” en cuanto a las dietas se refiere; simplemente no creo que exista una lista de alimentos y valores calóricos “adecuados” que hagan el truco de funcionar para todo el mundo.

Cada persona tiene un requerimiento de nutrientes único para su organismo y por tanto Googlear cosas como “qué comer” o “cómo tener una dieta saludable” es algo que yo jamás haré.

Recientemente en un retiro al que asistí la monitora planteaba la idea de que a veces no nos damos cuenta de que los alimentos nos quitan energía, en lugar de proporcionárnosla y no es tan difícil de entender cuando pensamos en todas las veces que nos sentimos con sueño o pesados después de comer. Es algo de sentido común pero que sin embargo yo tardé 30 años en descubrir.

Hay factores que sin duda influyen en qué tipo de alimentos nos sientan bien a unas personas y a otras no, y evidentemente temas hereditarios y culturales también juegan un papel. Tan sólo hay que ver la gran diferencia en las dietas de los países orientales a los europeos y a los americanos y también las diferencias que nos caracterizan a los hombres y a las mujeres.

 

Por todo esto no creo que hayan dietas “mejores” o “peores” ni alimentos “buenos” y “malos” para el organismo. Sólo creo que hay diferentes maneras de alimentarse y que cada una funciona o no para cada persona. Quizás deberíamos hacer más uso de nuestro sentido común para elegir qué comemos y no tirar simplemente del veganismo o vegetarianismo porque está de moda o porque hemos escuchado que es lo mejor.

Me parecen estupendas todas estas filosofías alimentarias (etiquetadas como más sanas) que existen, pero creo que cada persona debe seguirlas porque de verdad crea en ellas y porque les hace bien a su propio organismo y no sólo porque quieran liberarse de la culpa de matar animales (aunque sólo sea indirectamente).

Está más que claro que el hombre puede vivir sin las carnes y que hay muchas otras fuentes de proteínas que no son de origen animal; pero por el momento a mí me sienta bien un buen bistec de vez en cuando y por tanto continuaré comiendo de manera intuitiva.

Y tú, ¿has perdido tu sentido común?

170883293

La mayoría de nosotras querría vivir la vida plenamente. Pero cuando se trata de poner estas palabras en práctica, no sabemos cómo hacerlo. Nos preguntamos si sabemos realmente lo que significa vivir plenamente, o si lo hemos sabido alguna vez.

Estamos tentadas de salir corriendo y precipitarnos sobre libros del estilo «cómo llegar a…». Si encontramos el libro adecuado, sabemos lo que hacer. Cuando ya hemos leído suficiente, estamos listas para seguir instrucciones. O empezamos a asistir a conferencias y talleres prácticos. Intentamos la meditación, la danza de tambores, los cantos, dietas especiales, ejercicios concretos y terapias especiales. Siempre mirando fuera de nosotras mismas para encontrar fórmulas y respuestas.

En algún punto, nos damos cuenta de que a pesar de lo bueno que sean estos enfoques, tenemos que volver a darnos cuenta de que sólo nosotras sabemos cómo vivir nuestras vidas plenamente. Podemos aceptar indicaciones que nos guíen, pero, en última instancia, vivir nuestras vidas depende de nosotras.

Incluso si nunca lo hemos hecho, el conocimiento de cómo vivir nuestras vidas plenamente reside totalmente en lo más profundo de nosotras mismas.
∼Anne Wilson Schaef

Nube de etiquetas